Nada como éste vídeo para aceptar, para reconciliarse con nuestro presente, con lo que ES, con el AHORA. Nada ni nadie es casual en nuestra vida y además las cosas no pudieron ser distintas de como fueron.

Todo, incluso lo más doloroso, es para nuestro aprendizaje y nuestro mayor bien final.

Excelente y breve documental de unos pocos minutos de duración.

Anuncios