Nunca dejo de soñar ni de perseguir mis sueños.
He escuchado durante toda mi vida el discurso aburrido de tanta gente derrotada, conformándose y sin atreverse a vivir la vida que quieren, que más que un lastre o un impedimento, sus vidas han sido han sido para mi un aliciente para no ser como ellos.
Y no, no lo soy.

A todos y todas los que se conforman, los que se esconden, los que agachan la cabeza, los que escurren el bulto, los que se dejan llevar o arrastrar, gracias desde aquí. Ahora se cómo no tengo que hacer nunca las cosas.


Este vídeo me ha parecido genial.

Espero que lo disfrutéis.

Eugenio Sánchez Arrate.

 

Anuncios