Category: Plantas sagradas


Con motivo de la entrada en vigor en España de la llamada Ley Mordaza, nos vemos obligados a retirar todos los enlaces de éste artículo como medida preventiva, a fin de no incurrir en ninguna clase de delito o falta a partir del 1 de enero de 2015. Para solicitar información o acudir a otras páginas sobre espiritualidad, permanecen los siguientes enlaces.

 

http://vibraensaluz.creandoluzestelar.com/libros-gratis/

http://arcealejandra.blogspot.com.es/

http://espadadeluzentuhonor.wordpress.com/2013/12/28/muuuuuuchos-libros-gratis-doc-y-pdf/

http://senderodelmago.blogspot.com

Vamos a Cambiar el Mundo.

Hoy publico en VerDeVerdad ésta entrevista realizada a Claudio Naranjo sobre el tema de la Educación, aparecida en la página web Despertar integral. com

Fuente : http://www.despertarintegral.com/
 
 

Cuando uno escucha a este psiquiatra chileno de 75 años da la sensación de estar frente al Jean-Jacques Rousseau de nuestro tiempo.

Cuenta que estaba bastante dormido hasta que en los años 60 se fue a vivir a EE.UU., allí fue discípulo de Fritz Perls, uno de los grandes terapeutas del siglo XX y formaba parte del equipo del Instituto Esalen en California.

claudio-naranjo

Allí tuvo grandes experiencias en el mundo terapéutico y en el mundo espiritual. Contactó con el sufismo y se convirtió en uno de los introductores de Eneagrama en occidente. También bebió del budismo tibetano y el zen.

Claudio Naranjo ha dedicado su vida a la investigación y a la docencia en Universidades como Harvard y Berkeley. Ha fundado el programa SAT, una integración de la terapia Gestalt, el Eneagrama y la Meditación para enriquecer la formación de profesores. En este momento está lanzando un aviso muy contundente: o cambiamos la educación o este mundo se va a pique.

-Dices que para cambiar el mundo hay que cambiar la educación ¿cuál es la problemática de la educación y cuál es tu propuesta?

-La problemática en la educación no es de ninguna manera la que a los educadores les parece que es. Creen que los estudiantes ya no quieren lo que se les ofrece. A la gente se le quiere forzar a una educación irrelevante y se defiende con trastornos de la atención, con desmotivación. Yo pienso que la educación no está al servicio de la evolución humana sino de la producción o más bien de la socialización. Esta educación sirve para domesticar a la gente de generación en generación para que sigan siendo unos corderitos manipulables por los medios de comunicación. Esto es socialmente un gran daño. Se quiere usar la educación como una manera de meter en la cabeza de la gente una manera de ver las cosas que le conviene al sistema, a la burocracia. Nuestra mayor necesidad es la de una educación para evolucionar, para que la gente sea lo que podría ser.

La crisis de la educación no es una crisis más entre las muchas crisis que tenemos, sino que la educación está en el centro del problema. El mundo está en una crisis profunda porque no tenemos una educación para la conciencia. Tenemos una educación que en cierto modo le está robando a la gente su conciencia, su tiempo y su vida.

El modelo de desarrollo económico de hoy ha eclipsado el desarrollo de la persona.

-¿Cómo sería una educación para que seamos seres completos?

-La educación enseña a la gente a pasar exámenes, no a pensar por si misma. En un examen no se mide la comprensión, se mide la capacidad de repetir. ¡Es ridículo, se pierde una cantidad tan grande de energía! En lugar de una educación para la información, se necesitaría una educación que se ocupe del aspecto emocional y una educación de la mente profunda. A mi me parece que estamos presos entre una alternativa idiota, que es la educación laica y una educación autoritaria que es la educación religiosa tradicional. Está bien separar Estado e Iglesia pero, por ejemplo en España, han echado por la borda el espíritu como si religión y espíritu fueran la misma cosa. Necesitamos que la educación atienda también a la mente profunda.

-¿Cuándo hablas de espiritualidad y de mente profunda a qué te refieres exactamente?

-Tiene que ver con la conciencia misma. Tiene que ver con aquella parte de la mente de la que depende el sentido de la vida. Se está educando a la gente sin ese sentido. Tampoco es la educación de valores porque la educación de valores es demasiado retórica e intelectual. Los valores deberían ser cultivados a través de un proceso de transformación de la persona y esta transformación está muy lejos de la educación actual.

La educación también tiene que incluir un aspecto terapéutico. Desarrollarse como persona no se puede separar del crecimiento emocional. Los jóvenes están muy dañados afectiva y emocionalmente por el hecho de que el mercado laboral se traga a los padres y ya no tienen disponibilidad para los hijos. Hay mucha carencia amorosa y muchos desequilibrios en los niños. No puede aprender intelectualmente una persona que está dañada emocionalmente.

Lo terapéutico tiene mucho que ver con devolverle a la persona la libertad, la espontaneidad y la capacidad de conocer sus propios deseos. El mundo civilizado es un mundo domesticado y la enseñanza y la crianza son instrumentos de esa domesticación. Tenemos una civilización enferma, los artistas se dieron cuenta hace mucho tiempo y ahora cada vez más los pensadores.

-A la educación parece solo interesarle desarrollar la parte racional de la gente ¿Qué otras cosas podrían desarrollarse?

-Yo pongo énfasis en que somos seres con tres cerebros: tenemos cabeza (cerebro intelectual), corazón (cerebro emocional) y tripas (cerebro visceral o instintivo). La civilización está íntimamente ligada por la toma de poder por el cerebro racional. Con el momento en que los hombres predominaron en el dominio político, unos 6000 años atrás, se instaura esto que llamamos civilización. Y no es solamente el dominio masculino ni el dominio de la razón sino también de la razón instrumental y práctica, que se asocia con la tecnología; es este predominio de la razón instrumental sobre el afecto y sobre la sabiduría instintiva lo que nos tiene tan empobrecidos. La plenitud la puede vivir sólo una persona que tiene sus tres cerebros en orden y coordinados. Desde mi punto de vista necesitamos una educación para seres tri-cerebrados. Una educación que se podría llamar holística o integral. Si vamos a educar a toda la persona, hemos de tener en cuenta que la persona no es solo razón.

Al sistema le conviene que uno no esté tanto en contacto consigo mismo ni que piense por sí mismo. Por mucho que se levante la bandera de la democracia, se le tiene mucho miedo a que la gente tenga voz y tenga conciencia.
La clase política no está dispuesta a apostar por la educación.

-La educación nos sumerge en un mar de conceptos que nos separan de la realidad y nos aprisiona en nuestra propia mente ¿Cómo se puede salir de esa prisión?

-Es una gran pregunta y es una pregunta necesaria en el mundo educacional. La idea de que lo conceptual sea una prisión requiere una cierta experiencia de que la vida es más que eso. Para uno que ya tiene el interés en salir de la prisión de lo intelectual, es muy importante la disciplina de detener la mente, la disciplina del silencio, como se practica en todas las tradiciones espirituales: cristianismo, budismo, yoga, chamanismo… Parar los diálogos internos en todas las tradiciones de desarrollo humano ha sido visto como algo muy importante. La persona necesita alimentarse de otra cosa que conceptos. La educación quiere encerrar a la persona en un lugar donde se la somete a una educación conceptual forzada, como si no hubiera otra cosa en la vida. Es muy importante, por ejemplo, la belleza. La capacidad de reverencia, de asombro, de veneración, de devoción. No tiene que ver necesariamente con una religión o con un sistema de creencias. Es una parte importante de la vida interior que se está perdiendo de la misma manera en que se están perdiendo los espacios bellos de la superficie de la Tierra, a medida que se construye y se urbaniza.

-Precisamente quería preguntarte tu opinión sobre la crisis ecológica que vivimos.

-Es una crisis muy evidente, es la amenaza más tangible de todas. Se puede prever fácilmente que con el calentamiento de la Tierra, con el envenenamiento de los océanos y otros desastres que están pasando, no vamos a poder sobrevivir tantas personas como las que somos ahora.

Estamos viviendo gracias al petróleo y consumimos más recursos de los que la tierra produce. Es una cuenta atrás. Cuando se nos acabe el combustible será un desastre para el mundo tecnológico que tenemos.

La gente a la que llamamos más primitiva como los indígenas tienen una forma de tratar a la naturaleza que no viene del sentido utilitario. En la ecología como en la economía y otras cosas, hemos querido prescindir de la conciencia y funcionar sólo con argumentos racionales y eso nos está llevando al desastre. La crisis ecológica sólo puede pararse con un cambio de corazón, verdadera transformación, que sólo la puede dar un proceso educativo. Por eso no tengo mucha fe ni en las terapias ni en las religiones. Solo una educación holística podría prevenir el deterioro de la mente y del planeta.

-¿Podríamos decir que has encontrado un equilibrio en tu vida a esas alturas?

-Yo diría que cada vez más, aunque no he terminado el viaje. Soy una persona que tiene mucha satisfacción, la satisfacción de estar ayudando al mundo en el que estoy. Vivo feliz, si se puede ser feliz en esa situación trágica en la que estamos todos.

-Desde tu experiencia, tu trayectoria y tu madurez, ¿cómo procesas el hecho de la muerte?

-En todas las tradiciones espirituales se aconseja vivir con la muerte al lado. Hay que hacerse a esa evidencia de que somos mortales y creo que el que toma la muerte en serio no será tan vano. No tienes tanto miedo a cosas pequeñas cuando hay una cosa grande de la cual preocuparte más. Yo creo que la muerte sólo puede superarla uno que en cierto modo muere antes de morir. Uno tiene que morir a la parte mortal, a la parte intrascendente. Los que tienen suficiente tiempo y vocación y que llegan suficientemente lejos en este viaje interior se encuentran tarde o temprano con su verdadero ser. Y ese ser interior o ese ser lo que uno es, es algo que no tiene tiempo y que le da a una persona una cierta paz o un sentido de invulnerabilidad. Estamos muy absortos en nuestra vida cotidiana, en nuestros pensamientos de alegría, tristeza, etc… No estamos en nosotros, no estamos atentos a quien somos. Para eso necesitamos estar muy en sintonía a nuestra experiencia del momento. Esta es la condición humana, estamos viviendo hacia el pasado y el futuro, el aspecto horizontal de nuestra vida. Pero poco atentos a la dimensión vertical de nuestra vida, el aspecto más alto y más profundo, eso es el espíritu y es nuestro ser y la llave para acceder es el aquí y ahora.

A veces vamos en busca del ser y a veces nos confundimos en la búsqueda de otras cosas menos importantes como la gloria.

– See more at: http://www.despertarintegral.com/2013/06/la-educacion-que-tenemos-roba-a-los-jovenes-la-conciencia-el-tiempo-y-la-vida/#sthash.jwXrS7TO.lqS38FD0.dpuf

Reblogeado del interesante blog Sacha Q´Ente

http://sachaqente.com/ceremonias-ayahuasca-pio-vucetich/ceremonias-peligros-de-mal-uso-ayahuasca-pio-vucetich/

difundimos éste interesante artículo sobre el mal uso de una de las Plantas Sagradas más conocida y popular. En VerDeVerdad no nos hacemos responsables de la redacción del mismo, aunque si compartimos muchas de las opiniones vertidas en él.

Espero que lo disfrutéis.

 

Con la reciente difusión del uso de la Ayahuasca hemos notado un alarmante incremento de número de personas con problemas gravísimos de salud causados por la participación en diversos rituales en los que se emplea . Los fenómenos mas difundidos que hemos notado son:

1) Falta de la preparación adecuada de los que conducen las ceremonias.

La Ayahuasca es una medicina con tradición milenaria y tiene que ser aplicada usando las técnicas comprobadas y usadas por milenios. Es un remedio y como cada remedio tiene que ser servido en cantidades y la frecuencia adecuada e indicada por un especialista. Usándolo en cantidades grandes puede convertirse en un veneno con  efectos negativos en los participantes.

Para servir ayahuasca hay que estar preparado, primero con un profundo proceso personal, y luego hay que estudiar durante años las técnicas chamánicas con los Maestros de la selva.

El facilitador es un médico-chamán y su obligación es la de saber identificar los problemas de los participantes y saber tratarlos adecuadamente. Las buenas intenciones de ayudar a los demás no bastan.

La persona que sirve ayahuasca sin la preparación adecuada, tal vez ayuda a 5 personas pero pone en peligro a 30. Algunos salen fortalecidos pero otros salen  debilitados.

Si usted conduce ceremonias sin la preparación adecuada es mejor dejarlo y ayudar a los demás en otra manera, más segura para sus pacientes. Y si su verdadera vocación es la de conducir ceremonias de ayahuasca nuestras puertas están abiertas para recibirlo y para prepararlo adecuadamente.

2) Uso de Ayahuasca exclusivamente para expansión de la consciencia.

Ayahuasca es una medicina, un remedio que actua a nivel físico, emocional, mental, espiritual y situacional. Trabajando sólo a nivel espiritual, alcanzando elevados estados de consciencia crea dos principales problemas muy graves:

* Un desequilibrio entre Tierra-Universo produciendo efecto de “volar” en las personas.

La pérdida de conexión con la vida material, y apertura sin límites del mundo de fantasías sin poder y sin interés de realizar realmente nada.

Este desequilibrio provoca también la deficiencia de los dos primeros chacras, que provoca amplificación de los miedos, inseguridades, … entre tantos.

* Alcanzando elevados estados de consciencia, o sea abriendo varios chacras superiores de una vez se abren también expresiones negativas asociadas con cada chacra.

Ésto es muy peligroso, la elevación de la consciencia y el tratamiento de estas expresiones negativas debe ser un proceso controlado, en caso contrario puede dejar a la persona con unos daños casi irreparables para la psiquis.

Este proceso en las escuelas místicas en todo el mundo dura años, permitiendo al estudiante “digerir” los aspectos negativos de su personalidad con calma y a su propio tiempo.

Las expresiones negativas de este proceso son principalmente:

Anorexia, orgullo, inflación del ego y egoísmo, síntomas neuróticos, mentalidad victimista, resentimiento, cólera, vergüenza, baja energía, pena, soledad, abandono, traición, adicciones, psicosis, mentiras, chismorreo, espejismo, inadecuación, cinismo.

3) Peligro de incorporación de las entidades/vampiros

Al contactar con el mundo del mas allá, la persona que conduce la ceremonia debe estar preparada para proteger y alejar las entidades (muertos, vampiros, etc)  que viven allí de los participantes.

Sólo en las ceremonias con el Maestro y en los grupos pequeños uno está seguro de este peligro.

Si estas entidades se incorporan en el cuerpo de la persona (especialmente en la zona del cuello) pueden provocar falta de energía, varias enfermedades y perturbaciones en la vida.

4) Ayahuasca como acelerador

La ayahuasca cuando es usada sin las técnicas medicinales apropiadas, tiene un efecto de mayor energía, de aceleración. Ésto es particularmente peligroso cuando uno participa con frecuencia en los rituales donde quien lo conduce o quien lo imparte no lo notan, o no ayudan a corregir los efectos que surgen.

Si la persona tiene problemas, la ayahuasca acelera los procesos de desarmonía emocional, mental, maximiza el ego y la prepotencia, y puede conducir a casos de desesperación.

Este efecto es particularmente notable en caso de usuarios de las sustancias altamente adictivas: marihuana, cigarrillos y otros, donde la ayahuasca actúa como acelerador e incrementa las adicciones.

Si uno busca un incremento de la energía, de fuerza, la ayahuasca no es la mejor planta para usar. Hay muchas otras plantas que son mucho más adecuadas para este propósito. El trabajo con estas plantas debe ser anticipado con un profundo proceso personal y acompañado por impecable salud del individuo.

5) Ayahuasca como adicción

Muchas personas buscan la ayahuasca para curarse de la adicción a las drogas químicas tipo cocaína, crack etc.

El tema de los vicios a las drogas es un tema delicado y complejo. Las causas de los vicios son de origen psico-emocional, hay grandes pertubaciones en el alma y dependencias a nivel físico.

Ésto tiene que ser tratado por un especialista, caso por caso.  En caso contrario, uno corre el riesgo de entrar en el efecto de aceleración y enterrarse más profundamente en la adicción o peor, sustituirlo por otra sustancia química o por la ayahuasca, pensando que ha resuelto su problema, pero el problema del vicio continua.

Hay también muchas personas que entran en el vicio de consumir ayahuasca como escape de sus problemas cotidianos, de estar con el grupo de las personas de la misma moda o de un movimiento, pensando que ha resuelto su problema, pero los problemas que lo han llevado a buscar la medicina no han sido resueltos. Entrar en la mística puede convertirse en una adicción en sí.

6) Aspiración de las energías negativas

Muchas veces durante las ceremonias de ayahuasca sin un facilitador preparado, los participantes mezclan sus energías, y uno empieza a aspirar la energía negativa de los otros.

Esto es muy peligroso para las personas sin preparación previa y a nivel de grupo el resultado de cura es nada, ya que de uno ha pasado al otro.

Nosotros podemos y queremos ayudar a corregir estos y otros problemas. Nuestras puertas estan abiertas para recibirlos.

Claudio Naranjo -Dios le guarde la salud muchos años- se apresura en ésta etapa final de su vida a publicar todos aquellos libros que dormitaban en su escritorio y que forman el corpus de una de las obras más importantes del humanismo del siglo XX y XXI. A la altura de un Jung, un Freud o un Ellis, Naranjo ha influido en la psicoterapia de vanguardia más que ningún otro especialista actual y es una especie de rompehielos en la conciencia de las viejas estructuras del mundo, el viejo profesorado, los viejos modelos educativos e incluso una sociedad de valores caducos que se tambalean.

Sus libros son la transmisión de su legado a varias generaciones de gestaltistas, psicoterapeutas, formadores, educadores, humanistas y personas de diversa condición, que han bebido de las fuentes de su conocimiento y experiencia como psicólogo y filósofo de primer nivel en sus talleres, escuelas y ciclos de formación, entre los que se incluye el Programa SAT de psicología integrativa, uno de los ciclos de formación más recomendables y necesarios que existen.

Claudio

Claudio Naranjo publica al fin Vanidad, el primer libro de la obra Psicología de los Eneatipos, que estará constituida por nueve volúmenes. Esta vez, debido quizá a la proliferación de lo vanidoso en nuestra sociedad moderna, quizá acuciado por la urgencia en poner algo de luz y verdad en la neurosis de un mundo cada vez más falso, aparente, superficial y materialista, el primer libro de los nueve que vendrán se dedica al eneatipo 3. Los vanidosos y no vanidosos están de enhorabuena.

Y éste que les escribe, que ha tenido sus experiencias buenas y malas con los integrantes de éste eneatipo, se alegra el primero de poderlo leer.

Al frente de un equipo de colaboradores, Naranjo comienza un profundo recorrido por todo el Eneagrama, sin duda uno de las herramientas de autoconocimiento del ser humano más potentes que se conocen.

Vanidad, de Claudio Naranjo

La obra se centra en éste eneatipo 3 y sus tres subtipos, y aparecerá en las librerías el próximo 6 de febrero de 2014.

Si no podéis esperar para comprarlo y queréis más información, he aquí el email de la Editorial: info@edicioneslallave.com

Por cierto, la Llave pertenece desde hace algún tiempo a la Fundación Claudio Naranjo. Muy recomendables todos sus títulos y también las actividades realizadas por ésta Fundación.

Como decimos a menudo en VerDeVerdad: Vamos a cambiar el Mundo.

 

Aquí os dejo el enlace para que veais el avance de éste documental:   http://vimeo.com/54148761

La Ayahuasca, a la que ya he dedicado algún artículo o entrada, es una de las Plantas Sagradas de la Humanidad. Se ha utilizado tradicionalmente para la curación de enfermos en muchos países de Hispanoamérica. La Abuela Ayahuasca, usada tradicionalmente por chamanes y curanderos, es en la actualidad una sustancia que también se utiliza en psicoterapia de vanguardia con sorprendentes efectos para las personas.

La Ayahuasca siempre te muestra lo que más necesitas saber.

Aquí os dejo el ilustrativo documental “La Ayahuasca, la Serpiente y yo”, que explica de un modo sencillo y divulgativo la utilidad de ésta  maravillosa Planta Sagrada.

 

 

 

 

A %d blogueros les gusta esto: