Tag Archive: autoestima


ganar un premio

¡Victoria!

Me presenté hace poco a una oposición y en el test de personalidad saqué muy buenas puntuaciones en casi todos los marcadores, pero un cero en orientación al logro.

Eso me hizo pensar.

También saqué un 6 sobre 10 en sinceridad. Teniendo en cuenta que fuí bastante sincero al contestar, por no decir sincero por completo, no se muy bien cómo me puntuaron, la verdad. Algo falló y se que no fuí yo diciendo lo que sentía con mis respuestas, porque dije lo que sentía con la mano en el corazón, se lo creyera el test o no.

Una amiga mía que también se presentó al examen está convencida de que si llega a mentir a saco y a ser coherente con sus mentiras (algo que se puede entrenar bastante bien, por desgracia), la aprueban.

Pero lo del logro me dejó preocupado.

Porque puede que sea cierto que no estoy orientado al logro tal y como se definía en el test, que era de un modo bastante superficial y patatero, es decir, reducido a la autopromoción, el ascenso, el éxito social y ganar más dinero o promocionarse dentro del escalafón.

Aquí tengo algunas cosas que decir al respecto.

yo y solo yo

Lo conseguí

El logro tal y como lo consideramos en la sociedad occidental es una maldición y lo es por las siguientes razones:

1.-Un desmedido afán de éxito y logro proviene siempre de una tremenda carencia y necesidad de demostrarse a uno mismo y a los demás cosas. Es una forma de llamar la atención.

2.-Muchas de esa personas a las que admiramos por su éxito (del tipo que sea) no son otra cosa que sujetos carenciados tratando de impresionar a otros, vendiéndonos una falsa imagen de si mismos o tratando de que confundamos lo que logran con lo que son.

3.-Y no, señores, lograr y ser no son la misma cosa.

Si eres de los que piensa que te defines por lo que consigues éstas muy equivocad@. Lo que consigues es ajeno a ti, no eres tu. Ni siquiera tus capacidades te dan o te restan valor.

Son buenas para tu desempeño en la vida, pero tu vales y eres digno de amor por lo que eres, con independencia de tu capacidad para lograr ésto o aquello.

Me pregunto porqué en el test se incidía en ese tipo concreto de orientación al logro y autoestima socialmente aceptada y no en una verdadera autoestima del individuo tal y como se define en los nuevos paradigmas psicológicos.

Porque la autoestima conceptualizada como una autoevaluación en términos de logro, conlleva a una profunda inseguridad.

Aquí abajo un enlace a la página Psyciencia , en la que se nos previene contra el dañino y falso concepto de autoestima que hasta hoy hemos estado imponiendo al mundo y que ha quedado obsoleto y relegado en los nuevos paradigmas de la terapia y la psicología.

https://www.psyciencia.com/la-autoestima-concepto-danino/

En éste sentido, lo reconozco, no tengo orientación a ese logro antes citado, definido como perder el culo por hacerme más rico, ganar más, lograr más, conseguir más, apropiarme de más o que me anden poniendo medallas y galones de ninguna clase.

Yo ya Soy y solo por eso merezco todo el amor del mundo y toda mi consideración como persona.

Mi vida no es una meritocracia en la que obtengo el valor por lo que logro o dejo de lograr… y los meritócratas no me causan -ya desde niño- la menor admiración.

Yo admiro a la gente feliz, venga de donde venga, la gente auténtica, la gente que ya es y que no necesita ser, tener nada ni lograr nada más que lo que ya son para ser completa y merecer todo el amor del mundo.

autoestima real

autoamor

Gente que pierde el culo por ascender, trepar, ganar más dinero, lograr más premios o reconocimiento me traen al fresco.

Porque por debajo siempre veo la tremenda necesidad de eficacia y resultadismo en sus vidas, la necesidad de lograr cosas ajenas a ellos mismos, porque no sienten que ya son, porque no fueron vistos de niños ni valorados por lo que eran, sino por lo que conseguían. Esa falta de amor tremenda recibida entonces se la llevan dentro y para siempre, para el resto de sus vidas. Ya nunca serán capaces de amarse ni de amar a nadie por lo que son, sino solo por lo que logran y consiguen, en el ámbito que sea.

Lo he visto en coaches, jefes de empresa, líderes de opinión, deportistas, actores, escritores, médicos, abogados, amigos … en fin… es un mal muy extendido.

lider alzando brazos

El líder suele ser el que más necesita ser visto, admirado y considerado por otros

A veces éstas personas se resquebrajan y empiezan a conectar con las verdades que llevan dentro. Unos beben, otros tienen trastornos alimentarios, otros duermen mal, otros deberían haberse separado de sus parejas hacía años, otros han vivido una vida que no querían vivir… en fin, los casos son múltiples y están a la orden del día.

No os creáis las maravillosas vidas de todos esos y esas a los que admiráis, son básicamente mentira.

Esta mentalidad meritocrática idiota, impuesta desde la empresa moderna, las escuelas de negocios y la sociedad industrial, de conseguir más, vender más, lograr más, acumular más, es la causante de que estemos comiéndonos los recursos del planeta y de que consumamos en ocho meses lo que el planeta tarda doce en producir.

planeta devorado

nos comemos el planeta

También consigue hacer de las personas carcasas vacías de insatisfacción o afán constante, esforzándose por lograr objetos y objetivos ajenos a ellas mismas que nunca los colman ni llenan el tremendo vacío interior que sienten, pero que no se atreven a reconocer o ni siquiera consiguen llevar al consciente para poder resolver el problema.

Porque dentro de un exitópata, en esa lógica del resultadismo, a un logro debe seguirle otro logro y a ese otro. Nunca es suficiente, nunca sabemos parar.

Los logristas se han convertido en una plaga en el mundo.

Dirigen países, partidos políticos, departamentos comerciales, lideran organizaciones y contagian y contaminan al resto con sus perniciosos y lamentables agujeros personales que les impulsan a más, más y más.

En resumen, a ese logro que nos quieren vender como verdadero, efectivamente, yo como individuo no estoy orientado.

Y gracias a Dios que no lo estoy.

Si todos lo estuviéramos nos hubiéramos comido los recursos del planeta hace ya varios siglos y seríamos máquinas de lograr y acumular, máquinas biológicas sin alma, como lo son tantas personas.

Pero no, por suerte aún quedamos unos cuantos, los suficientes, y aún queda esperanza.

Deja de intentar y prueba a quererte tal como eres.

Ya eres suficiente, con tus defectos, con tus virtudes.

Ya mereces la pena seas quien tu seas.

Anuncios
Chaplin foto

Charlot

Cuando me amé de verdad.

Todo en la red tiene una procedencia más que dudosa. Frases y citas célebres son asignadas y atribuidas a personajes famosos, con independencia de que ellos fueran los autores de los mismos.

Aquí dejo un poema atribuido al actor  Charles Chaplin. Parece confirmarse que, efectivamente, es su verdadero autor.

Aunque no lo fuera, yo lo colgaría de igual modo. El contenido es extraordinario y contiene claves para una vida más plena.

Charles Chaplin foto maduro

Charles Chaplin

 

poema Chaplin 1poema Chaplin 2

 

 

 

 

manos encadenadas

por Eugenio Sánchez Arrate

Según el principio hermético de polaridad atraemos lo que somos, o justo lo contrario de lo que somos, lo que tenemos reprimido y negado, que entonces nos es devuelto por los demás a modo de reflejo.

Alguien muy estricto y rígido da con alguien que está completamente suelto y desatado. Alguien muy disciplinado encuentra a un rey o reina del caos más absoluto. Alguien obsesivamente ordenado, enfermo de orden y pulcritud, da con un caótico, alguien muy responsable con alguien muy irresponsable, alguien muy emocional con alguien muy árido y desapegado.

Lamentablemente es así. El universo trae lo semejante (dos que se parecen mucho, que también es habitual) y también lo opuesto.

Encontramos al loco o la loca que se acopla a nuestra locura sin hacer grandes esfuerzos, a no ser que, con conciencia y normalmente años de terapia, salgamos de ese patrón y busquemos una relación más sana.

puzzle acople

En casos más extremos, las parejas de personas con trastorno de personalidad también suelen padecer el trastorno asociado que encaja con el de su pareja.

Del mismo modo que las neurosis y patologías se acoplan (el obsesivo y el histérico suelen ir juntos, el maltratador y la víctima también, el narcisista y el adorador, el manipulador y el engañado) las personas que padecen un trastorno de personalidad suelen tener por regla general parejas codependientes, capaces de aguantar y soportar los altibajos y complicaciones que la convivencia con un trastornado supone, debido a que son incapaces de buscar una pareja más sana o saludable. 

Codependencia, un trastorno que a menudo olvidamos

La codependencia es en si misma otro trastorno, una enfermedad poco visible, no tipificada como importante en los manuales de psicopatología, que se padece de una forma gris y en silencio.

A menudo no es fácil ni de detectar ni de observar.

De hecho, el codependiente a menudo ni siquiera sabe que lo es.

Un codependiente es alguien que no puede estar solo, que no es capaz de dejar una relación tóxica y enferma que no le hace feliz, relación que le erosiona y le hace sufrir o vivir en un constante abandono, rechazo, o sensación de pérdida o carencia respecto a su cónyuge o familiares cercanos. Los codependientes casi siempre sienten culpa al pensar en abandonar a su pareja tóxica o enferma, han tenido progenitores similares, de afecto inconstante, lejanos, ambiguos, que también les hacían sufrir y están acostumbrados al abuso, por eso permanecen en él sin poder alejarse, es como una adicción.

Muchos tienen un concepto inflado del deber y la responsabilidad que no se corresponde con la salud ni con lo realmente nutritivo para ellos.

Cuando hemos tenido padres abandónicos, buscamos parejas abandónicas, cuando hemos tenido padres maltratadores, buscamos parejas maltratadoras.

Los codependientes se enamoran a menudo de personas que no les convienen, personas que les ignoran, que les rechazan, que no les aman, les engañan, les agreden, les mienten o sencillamente que están y no están…

En el fondo, bajo una apariencia de fortaleza como muestran algunos (que no siempre es evidente), en el codependiente hay un tremendo miedo al abandono y a la soledad. Por eso uno se conforma y aguanta y aguanta.

A veces no dejamos a nuestra pareja conflictiva por lástima, porque nos damos cuenta de que, sin nosotros, no podría valerse por si misma.

La tortuosa relación entre Cuidador y Cuidado

Otras veces porque padecemos una especie de síndrome del cuidador y necesitamos sentirnos importantes y necesarios para otros… nuestro ego obtiene mucha autoestima en situaciones así en las que otros dependen de nosotros.

Hay maridos, por ejemplo, que alimentan su ego sintiendose “El Proveedor” de la familia, el que da de comer a los hijos y mantiene a una mujer que no podría o sabría mantenerse por sí sola. Ellos pagan las facturas, obtienen un gran nivel económico, se sienten tremendamente importantes funcionando como el Macho Alfa (y ya hemos hablado del los famosos machos alfalfa en otro artículo de éste blog… https://vivirahora333eugeniosar.wordpress.com/2015/02/27/eres-un-macho-alfalfa-o-estas-emparejad-con-uno-de-ellos/

La Toxicidad en pareja

Hay parejas que viven en una constante toxicidad de discusiones y peleas entre si, encuentros y desencuentros. Otras mantienen una relación de enfermito y cuidador muy dolorosa para ambos.

Da la sensación de que a menudo, trastornado y codependiente se necesitan mucho más de lo que se quieren o aman.

Lo peor no es esto, lo peor es cuando a veces complican a terceras personas en éstos triángulos de desamor enfermo, emponzoñando la vida de los demás.

Como es frecuente que el trastornado y el codependiente estén insatisfechos y tremendamente infelices en sus relaciones, acaban buscando fuera de la pareja lo que no encuentran dentro… pero como el temor a separarse y el enganche de una unión tóxica es muy grande, dificilmente se pueden alejar uno del otro, complicando la vida a todos aquellos a los que introducen en la dinámica de su vida conyugal quebrada.

A algunas parejas, incluso, parece que les va la marcha, la relación responde a patrones de agresión constante entre ambos, peleas, reencuentros, perdones y vuelta a empezar.

A menudo la autoestima del que acompaña a la persona con el trastorno puede parecer superficialmente buena, pero en el fondo está completamente erosionada y es por eso que aguanta y aguanta y sigue aguantando los ataques de ira, las faltas de respeto, las humillaciones, abandonos, agresiones, o numeritos que le monta el otro.

A veces el cuidador siente lástima por su pareja y no es capaz de dejarla.

A veces una superficial autoestima, superinflada o falsamente estable, encubre una gran fragilidad, que es negada por parte de la pareja del trastornado.

Debemos incidir en que los trastornos de personalidad son algo muy serio, que debe ser tratado con extremo cuidado con terapia adecuada y vigilancia constante.

Son procesos que implican a familiares y personas del entorno y que no pueden abordarse de una forma aislada como si solo fueran el problema de la persona que padece el trastorno.

cerebro enfermo

Por ese motivo, la pareja de una persona con trastorno diagnosticado también necesita casi siempre asistencia, asesoría y, la mayor parte de las veces, bastantes horas de terapia para poner conciencia a lo que está sucediendo dentro de él o ella, para así manejar la situación mucho mejor.

Aquella frase de Dios los cría y ellos se juntan, en materia de neurosis y psicósis es cierta.

O como dice cierto refrán de los terapeutas: “dime de qué padeces y te diré lo que tiene la persona con la que estás”.

 

Procedente del blog El Rincón del Tíbet, varias personas me enviaron éste post que aquí reproducimos.

http://rincondeltibet.com/blog/p-relaciones-toxicas-que-deberiamos-evitar-6184

relaciones toxicas

Las relaciones tóxicas nos rodean en nuestro día a día y en ocasiones no nos damos cuenta. Relaciones tóxicas que nos consumen, que nos agarran y de las que es muy difícil que nos libremos.

Aunque nos demos cuenta de que estamos en una relación tóxica es muy difícil salir de ella. Esta relación tóxica puede sucederse con nuestra pareja, con alguien de la familia o con nuestros amigos. Cualquier relación que tengamos puede ser una relación tóxica, ¿estás preparado para descubrirlas y evitarlas?

Aléjate de la compañía que te desgasta emocionalmente. Tomar distancia de las relaciones tóxicas no significa que seas egoísta, es solamente una acción que protege tu salud emocional.

Tipos de relaciones tóxicas

Para saber discernir cuando una relación es tóxica y cuando no, debemos conocer los tipos de relaciones con las que nos podemos encontrar. Una vez las conozcamos podremos determinar si nos encontramos en una relación tóxica o no.

  • Relaciones donde solo una persona decide. Esta persona siempre quiere tener el control de todo y de todos, no escucha las opiniones de los demás, pues tan solo la suya es válida. Asimismo, mientras esta persona crece intenta hundir a los demás.
  • Relaciones que intentan suplir un vacío. Son aquellas en las que nos sentimos vacíos y necesitamos a otra persona para intentar suplir ese vacío que sentimos. Un vacío que realmente no es solventado de esta manera, pues necesitamos sentirnos completos nosotros mismos, sin nadie más.

realaciones toxicas

  • Relaciones co-dependientes, en las que dos personas se necesitan mutuamente para poder ser felices. Son personas pasivas, no saben lo que es la individualidad y necesitan de la opinión externa para sentirse bien y actuar. No saben tomar decisiones sin aprobación externa.
  • Relaciones idealizadas, en las que parece que todo es perfecto. En estas relaciones se ve una perfección que difícilmente se alcanzará, pues como humanos cometemos errores y somos de todo menos perfectos. Aquí es donde surgen las decepciones.
  • Relaciones basadas en la mentira. La mentira nunca va a ser beneficiosa en una relación, pues tarde o temprano estas mentiras salen a la luz delatando al mentiroso y siendo como una bomba de relojería para la relación. La confianza es algo imposible de crear.
  • Relaciones basadas en un continuo perdón que ya no tiene sentido alguno. Muchas personas utilizan la palabra “perdón” como se dice “hola”. No hay pretensiones de reparar el daño realizado, se cree que con un perdón ya está todo solucionado.
  • Relaciones pasivo-agresivas. En estas relaciones las indirectas y los prejuicios son constantes. La actitud que se muestra siempre es hostil y el diálogo es casi imposible, pues siempre hay que tener la antena de “captación de indirectas” activado.

Evitar personas no es hacer enemigos, sino purificar relaciones

¿Te has sentido identificado con alguna de estas relaciones? Si es así es importante que le pongas solución desde hoy mismo. Estas relaciones no harán más que volverte una persona gris, quizás llena de odio, con una autoestima destrozada.

Aléjate de todas esas relaciones que no son satisfactorias para ti. Como bien hemos dicho, es difícil salir de una situación como esta, pero no es imposible. Con fuerza de voluntad todo se puede y es necesario cambiar. A veces cambiar una situación nos hace pensar que esta puede ir a peor. La verdad es que esto es totalmente incierto.

relaciones

Nos da miedo cambiar, nos da miedo dar un paso y que suponga un cambio en nuestra vida. La incerteza y no saber cómo se desenvolverán las cosas tras la toma de una decisión nos da miedo.

También ese miedo puede darse por la propia relación en la que nos vemos sometidos y no tenemos claros si será peor el remedio o la enfermedad.

¿Nuestro consejo? No tengas miedo al cambio y aléjate de toda relación tóxica como las ya mencionadas que no te traerán nada bueno, sino todo lo contrario.

Tomar distancia y alejarse de personas complicadas ¡mejora la salud!

A %d blogueros les gusta esto: