Tag Archive: medicina


Reproducimos ésta entrevista que Inma Sanchís realizó para la Vanguardia en 2011 a Christian Flèche, el creador de Descodificación Biológica Original.

El creador del sistema del que aprendieron tantos y tantos terapeutas, hoy sigue siendo un profesional puntero en el tratamiento y abordaje de la enfermedad.

http://www.lavanguardia.com/lacontra/20110530/54163306905/cada-organo-danado-responde-a-un-sentimiento.html#.U5DYdZVrSnE.facebook

 

“Cada órgano dañado responde a un sentimiento”

30/05/2011 – 00:00

"Cada órgano dañado responde a un sentimiento"

 

Las enfermedades son una tentativa de autocuración, una reacción biológica de supervivencia frente a un acontecimiento emocionalmente incontrolable, de manera que cualquier órgano dañado corresponde a un sentimiento preciso y tiene una relación directa con las emociones y los pensamientos. Junto al doctor Philippe Levy, Flèche creó nuevos protocolos para organizar un método de diagnóstico original emocional y una nueva forma de terapia breve que busca en las emociones el origen y la solución a las enfermedades. Tiene publicados 17 libros sobre la descodificación biológica, cuatro de ellos traducidos al español. El cuerpo como herramienta de curación (Obelisco) ha vendido tres ediciones

 

El cuerpo es nuestra herramienta de curación?

 Yo era enfermero en un hospital de Normandía y observe que pacientes con la misma enfermedad, tratamiento y doctor evolucionaban de manera muy di#7;ferente.

 

Bueno, cada uno es cada cual…

 Exacto, mi hipótesis es que las enfermedades son una metáfora de las necesidades físicas y emocionales de nuestro cuerpo. Cuando no hay una solución exterior a esa necesidad, hay una solución interior.

 

¿Eso es para usted la enfermedad?

 Sí, una solución de adaptación. Cada órgano del cuerpo quiere satisfacer su propia función, es decir, atrapar oxígeno, alimentos… Si el cuerpo quiere comer, pero en el exterior hay guerra y no lo consigue en un plazo razonable, se produce un shock.

 

¿Nace el conflicto?

 Sí, el inconsciente inventa una vía suplementaria de supervivencia: un síntoma, que es una solución o una tentativa de solución inconsciente e involuntaria a ese shock vivido. En ese caso, el miedo a morir de inanición atacaría el hígado.

 

Póngame otro ejemplo.

 Una persona que siempre tiene prisa puede desarrollar un nódulo en el tiroides, que envía más tiroxina y aumenta el metabolismo del cuerpo, eso la hará más rápida.

 

Pero tener prisa es psicológico.

 Todo lo que captamos a través de los cinco sentidos, de los captadores neurovegetativos que vienen del interior del cuerpo, lo que pensamos o imaginamos, se traduce en realidad biológica.

 

¿Y provoca un síntoma?

 Si no hay una solución concreta y consciente, sí. De manera que si escuchamos algo muy desagradable que nos afecta podemos tener acidez de estómago. Y hay algo muy importante que tener en cuenta.

 

Dígame.

 El cerebro no distingue entre lo real o lo imaginario. Un trozo de limón en la boca o la idea de un trozo de limón en la boca provocan la misma salivación. En función del sentimiento particular, el shock afecta a una zona precisa del cerebro, visible por el escáner, a un órgano y a una realidad energética.

 

¿Realidad energética?

 Somos una unidad compuesta de cuatro realidades inseparables: orgánica, cerebral, psíquica y energética. No hay ni una sola célula del cuerpo que escape al control del cerebro, y este no escapa al control del pensamiento, consciente o inconsciente; de manera que ni una célula del cuerpo escapa al psiquismo. Un shock siempre va acompañado de un sentimiento personal que repercute en los cuatro niveles biológicos.

 

¿Y es irreversible?

 Cuando encontramos la solución esos cuatro niveles sanan simultáneamente. Una paciente tenía dolor en el hombro. “¿Desde cuándo?”, le pregunté. “La primera vez estabas sola con mis hijos” “Si estas con tus hijos, no estás sola, ¿quién falta?” “Mi marido que nunca está, yo necesito estar arropada”. Cuando lo reconoció, el dolor desapareció.

 

A lo largo de un día no satisfacemos todas nuestras necesidades fundamentales.

Cuando no las satisfacemos, nace una emoción. Si esa emoción se libera en el exterior bajo una forma artística, a través de la palabra, el baile o los sueños… todo va bien. Cuando el acontecimiento no está expresado, queda impreso y el cuerpo será el último teatro de ese evento.

 

¿Todo conflicto provoca enfermedad?

 No, es necesario que sea dramático, imprevisto, vivido en soledad y sin solución. Cuando se dan estos cuatro criterios, el trauma se manifestará a través de la biología.

 

¿Distintas emociones corresponden a distintos órganos del cuerpo?

 Sí, todo lo que tiene que ver con la epidermis responde a conflictos de separación; el esqueleto, a una desvalorización; la vejiga corresponde a conflictos de territorio. Para las mujeres diestras, problemas en el seno y hombro izquierdos corresponden a problemas con los hijos y viceversa para las zurdas; los desajustes en el seno y hombro derechos corresponden para las diestras a problemas con la pareja y viceversa.

 

¿Estómago e intestino?

 No tener lo que se quiere y no poder digerir lo que se tiene corresponde al duodeno y estómago. El colon corresponde a un conflicto asqueroso, podrido. En el recto están los problemas de identidad: “No me respetan y me dejan de lado”. Los riñones es la pérdida de puntos de referencia. Los huesos: grave conflicto de desvalorización…

 

¿Lo adecuado para estar sano?

 Revalorizar las emociones, ser consciente de las emociones y expresarlas, es decir: bailar más a menudo. La gente está mucho tiempo en lo emocional pero son emociones procuradas: fútbol, cine… Un malestar compartido disminuye a la mitad, continúa compartiéndolo y acabará desapareciendo. Una felicidad compartida se multiplica por dos.

 

La ira y la violencia se expresan a sus anchas.

 Un hombre tiene miedo, el miedo produce rabia, y la descarga enfadándose con su mujer. Cuando estamos en contacto con la emoción auténtica, se transforma; cuando lo estamos con la emoción de superficie, no hay cambio. Si el hombre se dice: “Lo que tengo es miedo”, su miedo disminuye a la mitad. Hay que tomar conciencia de uno mismo.

Leer más: http://www.lavanguardia.com/lacontra/20110530/54163306905/cada-organo-danado-responde-a-un-sentimiento.html#ixzz34p8S2d47
Síguenos en: https://twitter.com/@LaVanguardia | http://facebook.com/LaVanguardia

Anuncios

un artículo de Eugenio Sánchez Arrate

Enric Corbera, la gran estrella de la Biodescodificación en España lleva varios años trabajando y dando formación en todo el mundo de su novedoso sistema, que tanto éxito está teniendo en muchos ámbitos del mundo terapeútico.

Algunos acusan a Corbera de ser demasiado comercial y de hacer una interpretación muy sui géneris y un poco egóica de El Curso de Milagros.

Enric Corbera

Enric Corbera

Otros lo acusan de escasa empatía con la gente y los pacientes, de tener demasiado instalado el miedo y la exigencia, propias de un carácter un poco fóbico y rígido, quizás poco trabajado en terapia personal.

Críticas aparte, en las que VeDeVerdad no entra, lo innegable es que Corbera está haciendo una gran labor terapeútica y sanadora difundiendo su trabajo en el mundo.

Sin embargo, antes que Corbera, estaba Christian Flèche, un francés que fué enfermero y que, al igual que algunos de sus inspiradores, como Milton Ericksson o el doctor Hamer, en seguida relacionó que la causa de todas las enfermedades tiene un componente emocional directo, algo que a éstas alturas del siglo XXI ya se atreven a discutir muy pocos médicos.

Todos los biodescodificadores del mundo le deben al Flèche la creación del sistema. El fué quien enseño a la mayoría de terapeutas que hoy tienen sus propias escuelas y centros de formación.

En el sistema de Flèche, como en todos los que relacionan enfermedad con conflicto emocional, hay correspondencias directas entre emociones, órganos y enfermedades… es posible rastrear de forma muy clara la causa por la que enfermamos de ésta zona del cuerpo y no de otra, de ésta enfermedad y no de aquella.

Su sistema, denominado DBO, o Descodificación Biológica Original (Décodage Biologique Originel), que enseña en la École de Biodécodage de Francia, en Aix-an -Provence y en cursos impartidos en decenas de países, va logrando adeptos y seguidores en todo el mundo. Es un programa de formación en tres años, que se realiza a través de módulos intensivos.

Flèche

A mediados de junio, Flèche estuvo en Madrid, en el hotel Tryp Ambassador del centro de la capital, impartiendo los dos primeros módulos de formación y allí, un nutrido grupo de terapeutas y alumnos pudimos observarle en directo, sobrio, humano, muy experimentado en la materia que imparte y que lleva enseñando y aprendiendo toda la vida, explicando la teoría de la DBO.

Algunos de los preceptos de la terapia DBO .

 

-Toda enfermedad tiene una causa emocional.

-Se puede rastrear de una forma directa la emoción y el conflicto que han provocado la enfermedad.

-La emoción está asociada siempre a una sensación corporal y se registra en el cuerpo.

-Esa sensación proviene de un trauma antiguo, lo que se denomina Bioshock

-Cada vez que una experiencia difícil en nuestra vida detona el bioshock, éste explota como una mina antipersona y desencadena un nuevo conflicto, una retraumatización que nos hace revivir el viejo conflicto.

-Los seres humanos tenemos compulsión y adicción a repetir el bioshock, a fin de resolverlo, superarlo y liberarnos del trauma.

-Casi todos los traumas o bioshocks tienen lugar en la barriga de la madre, en los primeros meses de vida y durante la infancia… y se registran a nivel inconsciente con mucha fuerza.

-El inconsciente lo recuerda todo y su funcionamiento es de tipo emocional, no racional. Hay dos lógicas, la lógica racional de nuestro consciente y la emocional, simbólica y metafórica de nuestro inconsciente.

-Los conflictos o bioshocks son de dos tipos: programantes y no programantes.

-Los programantes dan estructura a nuestra personalidad y, por tanto, son algo más difíciles de resolver, hace falta bajar a estratos muy profundos de la persona para abordarlos porque el trauma se ha convertido en un pilar central de nuestra personalidad, nos hemos construido, crecido y estructurado en torno a él.

-Los conflictos no programantes no han estructurado nuestra personalidad ni sistema de creencias. Se resuelven con mayor facilidad.

-La energía constricta que provocó el bioshock sigue atrapada dentro de nosotros, esperando a ser liberada para que nos curemos.

-El objetivo de la terapia es liberar esa energía para sanarnos.

 

La DBO establece protocolos para el tratamiento de las dolencias y enfermedades físicas y psíquicas. Mi experiencia durante el taller es que muchos de esos protocolos, de los cuales practicamos solo unos pocos, parecían sacados de la Terapia Gestalt o eran tremendamente parecidos a técnicas ya conocidas como la Silla Caliente y similares, que la psicoterapia gestalt lleva trabajando décadas para abordar las emociones y la enfermedad.

El sistema, a mi entender, es válido y poderoso sobre todo por el trabajo con el Transgeneracional, que considero que marca la diferencia con otros sistemas. Este trabajo se aprende en las fases finales de la formación.

En lo emocional-corporal, que es materia que se imparte en los primeros módulos, no aporta grandes cambios o avances a lo ya sugerido por la doctora Adriana Schnnake, La Nana hace décadas. Y abunda en conceptos que profesionales como Rutdiger Dalke o Loise Hay han trabajado durante años en sus respectivos cursos y formaciones.

En materia de terapia familiar y sistémica, ancestros y antepasados, la DBO si realiza un aporte importante que la terapia gestalt, tan versátil y adaptable, capaz de beber de diversas fuentes, aún no ha conseguido incorporar a su sistema, el trabajo con antepasados. Quizá con el tiempo se consiga ésta adhesión… es de lo poco que le falta a la Gestalt para ser quizá el más poderoso sistema de psicoterapia conocido.

Por lo pronto, aquí y ahora, el valioso sistema de Christian Flèche, la DBO, es una alternativa muy válida para resolver temas de enfermedades y también de lealtades familiares y problemas con padres, hermanos y ancestros.

 

Para conocer más sobre la formación y los módulos de aprendizaje de la Biodescodificación.

 

http://www.puentesdeluz.es/esp/index.php

 

Aquí dejo un enlace para su página en francés

 

http://biodecodage.com/formations/informations/intervenants/115-christian-fleche

 

 

Gracias desde VerDeVerdad a tod@s los que visitáis éste blog y lo hacéis día a día un poco mejor y un poco más grande.

Aquí os dejamos un documental de Jordi Évole, para la Sexta Televisión sobre el mundo de la medicina y de la farmacia en la actualidad. Durísimos testimonios y entrevistas.

La creación de nuevas enfermedades para vender medicamentos, con el consentimiento de muchos profesionales de la salud.

A %d blogueros les gusta esto: